Registrate

Hablando Conmigo Mismo...

...O un tipo que escribe para desahogarse.

Acerca de scythe

Seudónimo: scythe
Sexo: Hombre
Más información de scythe

Retrato o avatar

Retrato
Ningún enlace de interés

Entradas febrero 2011

Inicio Feed
  • De mujeres y guitarras.

    ¡¡¡AVISO IMPORTANTE!!!

    Esta entrada en mi bítacora puede hacer referencia a temas que ciertos lectores consideren embarazosos o poco apropiados como puede ser el sexo (nada explícito, no obstante). Aquellos que puedan sentirse ofendidos por mi mordaz lenguaje abstenganse de leerlo. En última instancia queda en manos de los amos del calabozo (lease admins) el detener este desvarío o dejarlo continuar. Sin encomendarme ni a Dios ni a Cthulhu, continúo pues.

    Debió de ser allá por finales de mayo o de junio (mi mente prefiere olvidar) cuando mi antigua pareja (que los hecaterianos de coruña recordarán) decidió dejarme más tirado que el desodorante (es sin "h", ¿no?). El caso es que por circunstancias que no vienen a cuento, por la época del año, porque las estrellas se alinearon y por sabe Nyarlahotep qué más, me estresé. Mucho. No, más. Sí más o menos ese nivel de estrés. La parte mala fue que perdí 35kg en más o menos 6 meses (ahora empizas a entender "cuanto" me estresé); la parte buena fue que perdí 35kg en muy poco tiempo. Lo mejor del tema fue que no cambie mi rutina diaria ni me puse a dieta; solamente me estresé.

    A día de hoy, con muchas más canas y un corazón que no baja de las 75ppm me siento mucho mejor. Y recientemente he tenido una revelación cósmica. El sexo me gusta demasiado... vale ya podéis parar de reír y los hombres dejad de hacer gracias y tontunadas de esas. Quiero decir: me gusta mucho más que a los demás. Hasta un punto que no vivía para otra cosa. Toda la semana me la pasaba pensando en el fin de semana con "ella" y que llegase el siguiente para repetir. Vale, dejad de decir: "uy, qué sentimiento de culpa", "pero si eso nos pasa a todos" y cosas de esas.

    La prueba está en que cada vez que lo hago periódicamente, mi creatividad se anula. Ni dibujar, ni tocar la guitarra, ni rol, ni leches. En mi mente solo hay cabida para una cosa durante ese periodo (bueno, con la fórmula1 son dos).

    Y resulta que ahora después de un prudencial periodo de enfriamiento... ZAS, monto una partida de star wars, vuelvo a escribir relatos, aprendo a tocar master of puppets y dread and the fugitive mind en una semana, saco dibujos por un tubo y la imaginación empieza a desbordarse por los bordes de mi mente. Todo son argumentos, ideas, ganas de hacer cosas nuevas, inspiración y creatividad. El sexo sigue ahí, sin duda, pero ocupa un lugar mucho más secundario.

    Conste que la barrabasadas judeo-cristianas sobre el sexo me parecen ridículas. En mi opinión la contención es una estupidez, no hay mejor deporte que éste. Hata los cardiólogos lo consideran saludable. Pero me anula, me convierte en una marioneta de la persona con la que estoy; porque aunque me encanta el sexo y por ende las mujeres (con esto no quiero decir que sea lógico y natural que por ser hombre me gusten las mujeres. Osea, sí, es justo lo que quiero decir, pero no le estoy llamando anormal a nadie que se considere del otro palo. Además, si alguien se ofende me remito al 1er párrafo. En cualquier caso no era mi intención), pero siempre he sido fiel. Para mí es una de las piedras angulares en una relación y por ello tiendo a depender en exceso de la otra persona.

    Soluciónes?

    nº1: paso de las mujeres y me paso el resto de mi vida como heremita en un/a montaña/bosque/desierto dándoles crípticos consejos a los viajeros.

    nº2: me meto en una habitación con un gran surtido y toda clase de féminas que me gusten y deseosas de hacerme pasar un buen rato, durante una semana o en su defecto hasta que muera por exhaustación.

    nº3: la próxima vez que alguien me proponga mantener relaciones sexuales, bien sea mi pareja o un ligue ocasional, la mando a darse una ducha fría y me echo unas risas a su costa.

    La primera opción sin duda es interesante, es uno de mis papeles favoritos como máster, aunque no parece lo más deseable para el resto de mi vida (que como buen heremita además se prolongará de forma antinatural).

    La segunda es realmente tentadora, aunque dudo que acabase con el problema, sólo lo incrementaría, porque aún no he encontrado a nadie me aguante el ritmo (reiros lo que queráis y más malditos, que antes os atragantáis en vuestra propia saliva de que yo me sienta cansado), además que seguramente antes me desaparezca el miembro por desgaste de materiales de que a mí se me quiten las ganas.

    La última sin duda tiene un oscuro atractivo. Ver la vida desde el otro lado. Pegarme el lujo de mandar a una bella señorita a paseo y pegarme después una buena jartada de reír (o unos cuantos cabezazos contra la pared).

    No descarto nada aunque la segunda opción no la veo yo realizable, al menos hasta que me alce en el trono del mundo como vuestro supremo gobernante.

    Y antes de que nadie diga, y esto es muy importante, "scythe, hombre que el sexo no es malo y..."; ¡ya lo sé leche! pero prefiero ser creativo.

    Buenas noches ;D
    Entrada publicada el 08-02-2011 a las 18:57 h.

0 comentarios